Alertan temporada ciclones Haití Y Republica Dominicana



Puerto Príncipe.  EFE.   El embajador de España en Haití, Juan Fernández Trigo, quien regresó esta semana tras el terremoto del 12 de enero, en el que estuvo a punto de perder el brazo izquierdo, dijo ayer que “hay problemas graves todavía” en la nación a nivel humanitario y alertó de la próxima temporada de huracanes.


En una entrevista con Efe en la ruinas de la residencia oficial de España en el barrio de Pacot (sector este), Fernández Trigo hizo un balance de la situación en Haití a casi cuatro meses del seísmo, que dejó 300.000 muertos e igual cantidad de heridos.

El diplomático subrayó que más de un millón de personas desplazadas “están viviendo en la calle” y hay “una situación de dificultad para la apertura de las escuelas".

Por otra parte, agregó que se ha retirado una parte de los escombros, pero “todavía, hay que actuar de forma inmediata".

Mencionó también que “todavía hay personas desaparecidas”, que “están bajo los escombros".

Mientras tanto, señaló que “no hay que olvidar que la temporada de las lluvias y huracanes, todavía no ha aparecido con toda su fuerza y complicará mucho también las circunstancias de la ciudad".

A propósito de temas objeto de debates estos días en la sociedad haitiana como la recién aprobada ley que prolonga el estado de urgencia, así como la que busca extender el mandato del presidente René Préval, en caso de no celebrarse elecciones presidenciales al final de este año, el embajador se mostró confiado.

El diplomático español cree que se celebrarán elecciones presidenciales y legislativas aunque sea después de noviembre próximo, tal como fueron previstas.

“La duda está exclusivamente en saber si se podrán celebrar el ultimo domingo de noviembre las elecciones”, afirmó, quien se reunió anoche con el primer ministro del país, Jean Max Belerive.

Sobre la ley de urgencia, destacó que “en todos los sistemas democráticos hay unas disposiciones constitucionales que hablan de las situaciones de alarma, de emergencia".

“No hay que exagerar”, dijo, sin hacer alusión directa a las criticas que hacen los sectores políticos y sociales ante esta iniciativa.

“No se puede gobernar igual cuando la calle está libre de problemas que cuando la calle tiene hasta dificultades para que la gente transite”, agregó.

También, el diplomático dijo no ver problemas “en absoluto” con la presencia de extranjero en la Comisión Interina de Reconstrucción de Haití (CIRH), lanzada en marzo en la conferencia de donantes convocada por la ONU en su sede en Nueva York.

Subrayó que la comunidad internacional tiene un papel muy importante en lo que es la recuperación de Haití, y “me parece que ese papel se tiene que ver en la hora de tomar decisiones (...)".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.